Entre Carlos y Carlota

Carlos se sabía mujer desde los siete años. Se fue de aquel pueblo a los quince. Más bien lo echaron de allí a patadas y nunca mejor dicho. Su padre lo descubrió en el alpendre de su casa “jugando al trenecito” con el hijo del alcalde del pueblo. La monumental paliza le costó el tabique y unos cuántos puntos de sutura en la cabeza, además de moretones en los costados y en los ojos. Le prohibió la entrada a la casa.

Carlos, después de unos cuántos días en el hospital donde su hermana iba a cuidarlo, se fue casi con lo puesto a Madrid. En parte, le agradeció siempre a su padre que lo echase porque esto le permitió hacerse a si mismo.

Carlos no tenía a donde ir y en sus primeras noches en Madrid conoció a La Lucre, un travesti que se descubría a si misma cada noche por las calles de Malasaña. La Lucre fue otra hermana para Carlos, de alguna forma la que no tuvo después de los quince. Le enseñó a sobrevivir en aquel mundo de hombres que rondaban las calles del barrio en busca de anonimato y compañía y vio una forma de salir de aquella cárcel de carne y hueso en la que estaba encerrado.

Sigue leyendo

Anuncios

Microteatro ya en Costa Rica

Imagen

Desde que comenzó hace cuatro años en una pequeña ex-carnicería Microteatro se ha ido expendiendo en diferentes países.

Hoy día, ciudades como Valencia, Madrid, Málaga, México DF y Veracruz cuentan en su localidad con un espacio cultural formado por varios microespacios donde se representan, cada semana, varias obras de 15 minutos para 15 espectadores.

A estas ciudades se ha unido, el mes pasado, San José (Costa Rica) y por ello queremos dedicarle una entrada en nuestro blog.

En su página de Facebook podemos leer de manera esquematizada el funcionamiento de sus salas, lo que ellos han llamado:

La experiencia ORIGINAL de Microteatro EN COSTA RICA:

Sigue leyendo