La pregunta

F1-Sentido-de-la-vida

Hay preguntas que nunca deberían hacerse… Incluso existen preguntas que uno no debería plantearse ni a sí mismo. Nunca…

Pero cierto es, que a veces no puedes evitar ser preguntad@.

Creo recordar que fue una noche… Sí, después de una cena… Había más desconocidos que conocido… música en directo… No habían empezado a tocar, cuando se acercó el individuo, desconocido para mí, que acariciándome la espalda (Que manía tiene la gente de tocar) me hizo la pregunta que nunca nadie me había hecho antes…

  • ¿Y tú, Andrea por qué quieres ser actriz?

No van a creerlo, no contesté…

Me levanté y le dije:

  • Disculpa, voy a fumar.

Los que me conocen sabrán que soy antitabaco… Me fui sin despedirme…Incluso sin pagar…

Entré en mi coche… arranqué tan rápido como pude…Sentía que alguien me perseguía… Y cuando quise darme cuenta… Entendí que era esa estúpida pregunta la que la que me provocaba un comportamiento algo anormal…

Ese día no respondí, quizás no fui valiente o quizás aún no sabía cómo expresar tal decisión.

Sigue leyendo

Mamá quiero ser artista

IMG_3501– Mamá, quiero ser artista…

– Muy bien hija… ¿Te vas a comer todo lo del plato, verdad?

Esta conversación o una muy similar tuve hace algunos años, siendo niña, apenas alcanzaría unos cuatro años, con mi madre. La madre que me parió. Ella, por supuesto, preocupada porque la pequeña de la casa ingiriera todos los nutrientes necesarios, no fuera a ser que le diera un mal…

Pero no hizo el mayor énfasis a mi afirmación… Y no fue por que no le diera importancia, sino por que, al contrario que en muchos hogares de compañeros de profesión, en el mío ser artista era algo de lo más natural. Mi padre era cantante, mis primos músicos, bailarines, concertistas…

“Que la niña quiere ser artista… Ya, ya, pues a trabajar duro”.

A los cuatro años mis padres, viéndome bailar en mitad del salón mientras en la televisión programaban un late night que se diría ahora, antes el programa del sábado noche, me preguntaron:

– Estrelliña (es que somos gallegos, y allí todo diminutivo añade amor, ejem), ¿quieres ir a una escuela a aprender a bailar?

– ¿Para qué? Si yo ya sé…

Si, esa era yo con cuatro años, cuanta seguridad Virgen Santa, donde habrá quedado…

Sigue leyendo

Empezamos abril con nuevos colaboradores

Como ya sabéis cada 3-4 meses llegan nuevos colaboradores que nos amenan la esfera bloggera contándonos sus inquietudes, vivencias, dejándose llevar por su imaginación…

Captura de pantalla 2015-04-10 a la(s) 12.40.01En enero y hasta marzo pudimos contar con tres grandes amigos de Microteatro como son Ana del Arco, Jerónimo Salas y Maite González.

A ellos millones de gracias por vuestras palabras, es maravilloso ver y conoceros  un poco más a través de vuestros escritos.

Y ahora, en esta nueva “temporada” contamos con tres colaboradoras, dos de ellas han trabajado varias veces con nosotros y la otra es una “nueva” incorporación al mundo de Microteatro 🙂

Ellas son, porque son todo chicas: Estrella Olariaga, Gala Sigriz y Andrea Fontes. 

¡Bienvenidas al mundo bloggero de microteatro! 😀

Captura de pantalla 2015-04-10 a la(s) 12.49.10

Micropotra sin dinero

El-Hobbit-3-Escena-124Habrá ocurrido un millón de veces a mil actores a lo largo de los años. En esta ocasión yo fui testigo presencial de los hechos. Lo llaman suerte, estar en el momento preciso en el lugar adecuado, haber sembrado lo suficiente y luego recogerlo, “merecerlo”, etc. A mí me gusta llamarlo POTRA.

Para poneros en antecedentes os diré que esto ha ocurrido en Microteatro Por Dinero Madrid. Estoy con una obra que se llama el Hobbit 3 de Bruno Teixidor y Ezequiel Romero (esto no es promoción barata porque para cuando podáis leer esto en el blog la obra ya habrá terminado de representarse).

La historia la protagoniza uno de los actores de esa microobra y alguien que vino a vernos. Estás historias nos encantan porque nos hacen tener la esperanza de que puede seguir pasando. Puede seguir habiendo potra y que esa persona que admiras aprecie tu trabajo y vaya a “esa” sala independiente, vea “ese” corto que está en youtube o se enamore de tu imagen en “esa publi” que acabas de grabar. Las esperanzas se van amplificando y disminuyendo; aminoran o se aceleran y, por lo general, cuando ya la has perdido y sólo te acuerdas de ella porque tu tía, la de Algatocín, se llama así, pues va la muy guarra y aparece.

El caso es que alguien AMERICANO que había TRABAJADO en El Señor de los Anillos de Peter Jackson vino a ver nuestro Hobbit 3 de quince minutillos. Se rió, se volvió loco, le flipó y se empeñó en cambiarle la vida a uno de los protagonistas de la obra. ¿Cómo ocurrió? Pues muy fácil:

Resulta que el año pasado trabajé como animatic actor en Open Windows, una peli de Nacho Vigalondo. Animatic Actor es algo así como rodar la peli entera en falso en un fondo verde y que luego lo borren a uno entero y no se le vea en ningún momento en el largo. Aún así, no me lo pude pasar mejor y aprendí muchísimo. A todo esto, interpreté como animatic actor el papel que hacía Elijah Wood en la película de Nacho Vigalondo. Elijah Wood, como todos sabréis lo petó, entre otras cosas, por ser Frodo en El Señor de los Anillos. Paralelamente mi director y mi compañero guionista en la microobra habían trabajado también con Nacho Vigalondo y le estaban bombardeando por twitter para que viniera a ver la obra. Yo me decidí también a hacerlo y lo “animé” por twitter a que viniera porque nuestro microteatro era “clavaíco” a la experiencia que tuve rodando su Open Windows.

A todo esto, Nacho Vigalondo no movió demasiado el culo para venir a vernos pero ocurrió la magia.

The-Lord-of-the-Rings1Resulta que mi tweet lo leyó Elijah Wood. Resulta que no se enteró de la misa la media porque lo escribí en español pero le hizo gracia la foto porque es una parodia del cartel de El Hobbit3. Resulta, RESULTA, que toda esta serie de felices coincidencias hicieron que me escribiera un privado por twitter. UN PRIVADO. Sigue leyendo